Ejemplos de gamificación: cómo aumentar la productividad jugando

aplicación de la gamificación en formaciones de empresa

Hoy en día se habla de la aplicación de herramientas de gamificación como una de las estrategias más poderosas para motivar e influir en las personas, y es que su misión no es otra que la de potenciar la concentración, la motivación o el esfuerzo. La gamificación es un término que proviene del anglosajón “gamification” y se refiere al uso de técnicas de juego en aplicaciones no lúdicas como la formación o el entorno laboral. Lo que hace la gamificación es introducir los valores positivos del juego en otros aspectos de la vida no tan divertidos, consiguiendo que las actividades sean más amenas y que así no supongan esfuerzo a la persona que las realiza.

La clave: enganchar sin esfuerzo por medio de la gamificación

¿Imaginarías las redes sociales sin entretenimiento, interactividad, ni juegos? sin estos, las redes sociales no tendrían tantos usuarios como tienen en la actualidad. El uso de estos elementos de gamificación ha hecho que las personas integren las redes sociales en su día a día, consiguiendo una participación dinámica por parte del usuario sin esfuerzo. Ese es precisamente el reto: incrementar la participación en una determinada actividad porque entretiene y gusta.

Se trata de pasar de la conectividad al engagement (compromiso), de manera que los integrantes de una comunidad, los estudiantes de un curso, los habitantes de una ciudad o los trabajadores de una empresa participen de forma fácil y dinámica en acciones incluidas en un proceso de aprendizaje de un modo lúdico; mientras que de otra forma, les exigiría una gran fuerza de voluntad.

 gamificación en la formación de un equipo de trabajo

 

Herramientas con las que se implementa la gamificación en organizaciones

El trabajo de formación en una empresa es un tanto diferente del desarrollado para alumnos individuales. En el primer caso los objetivos de la organización son el marco que sirve de referencia para plantear los logros a alcanzar, mientras que un particular define sus pautas en función de sus necesidades laborales particulares. La productividad es la clave para que las empresas introduzcan la gamificación en los habituales procesos formativos internos para buscar el cumplimiento de esos objetivos. Gracias a su aplicación hemos estudiado que el grado de asimilación aumenta, el desempeño mejora y  es más sencillo impartir el contenido planificado.

Podemos utilizar la gamificación en cualquier tipo de necesidad:

  • Formaciones de Bienvenida
  • Certificaciones profesionales imprescindibles para el desarrollo de la actividad
  • Formación comercial a vendedores y distribuidores
  • Aprendizaje de tareas inherentes al proceso productivo y a cada puesto de trabajo.
  • Normas legales derivadas de la actividad empresarial
  • Implementación de conocimientos transversales o ‘soft skills’ (habilidades blandas) en la plantilla como trabajo en equipo, comunicación, capacidad de liderazgo, creatividad o gestión del tiempo, entre otras.

Nuestra particular caja de herramientas para cumplir con todos estos tipos de necesidad se compone por:

Aplicaciones de simulación

Los simuladores aportan un entorno de aprendizaje virtual que evitan los costos de utilizar maquinaria real. Empresas logísticas los utilizan para el aprendizaje de manejo o conducción de maquinaria pesada, grúas o elevadores en almacenes. Organizaciones muy grandes virtualizan sus instalaciones para formaciones de bienvenida y control de procesos. También se utilizan en situaciones de emergencia en el que el trabajador aprende cómo actuar ante determinadas problemáticas en las que pueden suceder accidentes que ponen en riesgo la salud de las personas.

 

Aplicación del Storytelling a un proceso formativo

La experiencia nos dice que es más sencillo aprender si nos vemos reflejados en un personaje. La empatía con lo que le ocurre y la comparación de nosotros mismos con sus problemáticas hace que asimilemos los contenidos como algo natural sin necesidad de un estudio exhaustivo.

 

Microgames

Son dinámicas de corta duración, basadas en juegos conocidos por todos, bien porque hayan sido llevados con éxito a la televisión, bien porque formen parte del acervo cultural de la comunidad. El elemento clave de estos juegos es la aplicación al desempeño profesional. Así, por ejemplo, una formación comercial puede realizarse con personajes vendedores a los que se les plantea introducir técnicas concretas en situaciones virtuales, por ejemplo para aplicar el up-selling o el cross-selling. También pueden consistir en Role plays entre varios alumnos que toman diferentes roles, aprendiendo no sólo de los contenidos impartidos, sino de compartir propias experiencias.

Otros ejemplos de juegos con mucho éxito en formaciones de empresa son la aplicación de un “rosco” al estilo de “Pasapalabra” o una ronda de preguntas como en “Quieres ser millonario”.

 

Competiciones

Uno de los factores que más incide en la motivación hacia el juego es la competitividad. Para muchas personas sin competición no hay diversión y el juego que no implica la posibilidad de ganar a otros no consigue ‘enganchar’. Es por ello que la consecución de logros y la creación de rankings se usan de modo recurrente. Los medios pueden ser de diferentes tipos, acumulación de puntos, consecución de insignias (Badges) o juegos con eliminatorias. La clave está en fomentar una rivalidad sana que incida en el grado de implicación del alumnado, que se afanará por formarse como medio para ganar.

 

Espacios virtuales

A través de realidad virtual o realidad aumentada podemos crear entornos complejos de aprendizaje, en el que alumno se vea inmerso y se forme a través de casos prácticos reales, pero virtualizados. El costo de un espacio virtual es muy inferior a trasladar a un grupo de personas a lugares reales y la automatización de las dinámicas  incide en la celeridad con las que poder planificar y ejecutar formaciones con cualquier número de alumnos.

gamificación con herramientas virtuales

Gamificación para todos los ámbitos de la vida

Si bien la integración de dinámicas de juego en estos entornos no lúdicos no es algo nuevo, ésta se ha acelerado con la llegada de nuevas tendencias, ya que las nuevas tecnologías y el entorno multimedia favorecen la aplicación de métodos de gamificación. Por otro lado, el crecimiento del uso de videojuegos en los últimos años ha despertado el interés de los expertos en comunicación, educación, psicología y salud, que desean descifrar las claves que hacen del videojuego un medio tan atractivo, magnético y con tanto gancho. Durante los últimos años ha comenzado a estudiarse la aplicación de estas técnicas en diferentes ámbitos de nuestra vida.

Sin ir más lejos, en todos nuestros Cursos Femxa en modalidad elearning hemos ido implementando diversas dinámicas para gamificar la experiencia formativa de nuestro alumnado. A nivel general cada participante matriculado dispone de una serie de logros a conseguir, que se materializan en insignias que el propio sistema va concediendo según se progresa en los contenidos y se acumulan puntos. En paralelo los contenidos se amplían con una ‘Zona de Entrenamiento’. Ésta son actividades relacionadas con la temática del curso, que permiten, con la analogía de un gimnasio, practicar y mejorar la formación teórica de esa acción formativa.

En nuestra formación para empresas, la gamificación se personaliza, adaptando los contenidos de la organización, que se virtualizan y se presentan en la forma escogida por cada cliente. Las herramientas anteriormente citadas se mezclan de modo equilibrado para conseguir una experiencia formativa amena y dinámica para el alumno y mucho más productiva para la empresa que los cursos tradicionales.

Como ves, la gamificación puede ser una fórmula para hacer más ameno un curso, para motivar al trabajador, o para aumentar la identificación de un ciudadano con su comunidad. ¿Tú crees que la aplicación de este modelo a todos los ámbitos de la vida es un acierto? Si crees que sí, piensas como nosotros. Pongámonos en contacto y déjanos estudiar tus necesidades, verás cómo podemos resolverlas aplicando la gamificación.

Comparte:
Grupo Femxa
info@grupofemxa.es
2 Comentarios
  • Luz
    Publicado a las 21:43h, 19 noviembre Responder

    Gran artículo, parámetros de juego para otro tipo de actividades, sin duda es un excelente método que muchos docentes deberían emplear para generar experiencias más amenas en el entorno de la formación.

  • Grupo Femxa
    Publicado a las 10:27h, 20 noviembre Responder

    ¡Gracias por tu comentario, Luz! Exactamente, esta nueva metodología, aplicada sobre todo en redes sociales y en donde ha acaparado gran éxito, es traspasable al entorno educactivo y de formación. ¡Una buena manera de aprender divirtiéndonos!

Publicar un comentario