Miriam Lanzetta: «Alinear un proyecto con la estrategia organizacional mejora su implementación»

En Femxa tenemos una estrecha relación con Miriam Lanzetta. Más que socia en proyectos europeos, a través de su trabajo en Lascó, es una compañera, con la que hemos compartido muchas vivencias relacionadas con la difusión y la comunicación de las innovaciones que se producen en la cooperación internacional, en el ámbito formativo.

A través de esta entrevista buscamos conocerla un poco mejor y aprender, a través de su experiencia, cómo mejorar el desarrollo de los proyectos internacionales que promueve la Unión Europea.

Entrevista a Miriam Lanzetta

¿Por qué te interesaste en trabajar en el ámbito de los proyectos europeos?

Le debo mucho al tercer sector, y la oportunidad de experimentar de primera mano el impacto de los proyectos europeos en individuos y comunidades es una de las razones para ello. Fue allí donde tuve mi primera oportunidad de involucrarme con iniciativas europeas y colaborar con equipos multiculturales e internacionales, primero como formadora y luego como gestora de proyectos.

Estas experiencias me inculcaron una profunda apreciación por las complejidades y recompensas de gestionar proyectos que abordan desafíos complejos y transfronterizos con importantes impactos sociales, y, al mismo tiempo, me ayudaron a reconocer el valor y la belleza de la diversidad.

 

¿Qué aspectos se pueden mejorar en cuanto a la ejecución de un proyecto europeo?

Creo que hay una consideración previa al proyecto que puede mejorar la fase de implementación: asegurar la alineación del proyecto con la estrategia organizacional. Obtener fondos de la UE representa una gran oportunidad para conseguir apoyo financiero para el crecimiento, la innovación y el desarrollo. Sin embargo, también requiere un esfuerzo sustancial, recursos y, a menudo, cofinanciación.

Es esencial que los proyectos no existan simplemente por sí mismos, sino que contribuyan activamente a los objetivos estratégicos de la organización. Los proyectos que carecen de esta alineación estratégica a menudo no logran ofrecer un valor a largo plazo, ya que pueden no integrarse efectivamente en los objetivos y actividades más amplios de la organización. También hay una consideración práctica: los proyectos «aislados» podrían no recibir el apoyo necesario de la alta dirección, lo que resulta, entre otras cosas, en ser relegados en la asignación de recursos humanos, financieros o físicos.

Para la fase de implementación en sí, más allá de la necesidad de prácticas de gestión de proyectos robustas y la alfabetización intercultural, mejorar la transferencia de conocimientos entre consorcios de proyectos complementarios presenta una oportunidad significativa de mejora. Muchos proyectos europeos operan actualmente en silos, lo que puede llevar a esfuerzos redundantes y oportunidades perdidas para aprovechar conocimientos y resultados colectivos.

La incorporación de prácticas estructuradas de gestión del conocimiento en los planes de proyecto podría ayudar a los consorcios a contribuir mejor al ecosistema más amplio de proyectos relacionados que apoyan los objetivos más amplios de la UE. Los estándares del PMI enfatizan el rol y la responsabilidad de los profesionales de proyectos para construir sobre el conocimiento existente, así como para identificar, capturar y transferir nuevos conocimientos.

Entrevista a Miriam Lanzetta

 

Por tu formación, eres experta en varias metodologías, pero queremos preguntarte por una de tus certificaciones: ¿qué significa ser Green Project Manager? ¿En qué aspectos cambia la aplicación de los principios de PMI?

Más allá del título, creo que esta certificación es una responsabilidad para convertir los desafíos de sostenibilidad en oportunidades de crecimiento y asegurar que las organizaciones y los equipos de proyectos consideren el impacto de cada aspecto de un proyecto en el medio ambiente, la sociedad y la economía.

Significa ser responsable de proporcionar a las organizaciones las herramientas necesarias para alcanzar los objetivos de sostenibilidad y apoyar, a través de proyectos, la implementación de una estrategia dirigida al desarrollo sostenible y la creación de valor compartido.

Integrar los principios de la gestión sostenible de proyectos cambia la forma en que se define el éxito de un proyecto. Ya no se trata solo de cumplir con los objetivos de tiempo, presupuesto y alcance; se trata igualmente de asegurar impactos positivos a largo plazo. Sin embargo, este no es un concepto nuevo para el Project Management Institute (PMI): desde 2006, el Código de Ética y Conducta Profesional del PMI exige que los profesionales de proyectos tomen decisiones y acciones basadas en los mejores intereses de la sociedad, la seguridad pública y el medio ambiente.

Sin embargo, el proceso de aprendizaje para obtener la certificación de Gerente de Proyecto Verde Certificado – emitida por Green Project Management (GPM) Global [1] , socio estratégico del PMI desde 2022 – fue revelador para mí. El estándar en el que se basa la certificación, el Estándar P5™ para la Sostenibilidad en Proyectos, capacita a los profesionales de proyectos para reconocer la importancia del principio de gestión integrada de proyectos sostenibles, que promueve un enfoque holístico de la sostenibilidad, reconociendo la interdependencia y la interconexión entre el desarrollo económico, la integridad social y la protección ambiental en todos los aspectos de la gobernanza, la práctica y la presentación de informes de proyectos.

Este principio enfatiza la necesidad de tomar conciencia de los efectos de los proyectos en el medio ambiente, la sociedad y la economía, invitándonos a trabajar para minimizar los impactos negativos y maximizar los positivos. Este proceso me permitió reconocer este principio y me proporcionó pautas, buenas prácticas y recomendaciones para implementarlo en nuestros proyectos.

[1] Green Project Management® and GPM® son marcas registradas de  GPM Global, protegidas en los Estados Unidos y en la mayoría de los demás países.

Vemos que colaboras en el ámbito de la intervención social a través de la ONG Akira, que persigue fines cívicos y solidarios, ¿en qué tipo de actividades te involucras?

Akira se estableció en 2017 con la misión de empoderar a individuos y comunidades. Apoyados por un equipo dedicado de educadores, formadores, expertos en TIC, psicólogos y criminólogos, implementamos actividades para prevenir la violencia y la exclusión social, así como para promover oportunidades de movilidad de aprendizaje en Europa y proyectos de innovación social en colaboración con organizaciones sin ánimo de lucro, proveedores de educación y formación, e instituciones.

Asumí la presidencia de la asociación a finales de 2019. Desde entonces, me he dedicado a expandir nuestra red de socios en el sector social privado y a mejorar nuestras sinergias con las partes interesadas institucionales en toda Italia y Europa.

Gracias al compromiso de nuestros miembros y al arduo trabajo de nuestros voluntarios, hemos llevado a cabo numerosos proyectos en los últimos siete años, generando valor para más de cinco mil beneficiarios, incluidos estudiantes, padres y maestros de escuelas en nuestra región, jóvenes con menos oportunidades y profesionales. Estoy muy orgulloso de nuestros resultados y agradecido a nuestro equipo.

En el amplio perfil profesional de Miriam Lanzetta también se incluye ser docente en un Master de Project management. ¿Cómo influye ser profesora en el trabajo de ejecución de un proyecto europeo? ¿se diseñan mejores innovaciones educativas partiendo de la experiencia como formadora?

Compartir conocimientos con diversos grupos de profesionales altamente capacitados y entusiastas, como los estudiantes que he encontrado a lo largo de los años en el Máster Ejecutivo en Gestión de Proyectos del Instituto Italiano de Estudios de Gestión (ISTUM), me ha brindado el privilegio de participar en valiosos intercambios de conocimientos bidireccionales.

Esto me permite aprender continuamente de las diversas prácticas, experiencias y métodos de trabajo que los alumnos comparten durante las clases, los desafíos que encontramos en los entornos de proyectos y las soluciones que ideamos para alinear las prácticas diarias con los estándares internacionales de gestión de proyectos. Cada edición del programa de Máster es una experiencia profundamente enriquecedora e inspiradora, por la cual estoy profundamente agradecido a ISTUM y a los coordinadores científicos de la Agencia para la Gestión de Proyectos (A4PM).

¿Cómo influye esto en mis proyectos? La formación en entornos de aprendizaje formal e informal me ha dado una visión de los diversos desafíos que enfrentan los educadores y los estudiantes en sus trayectorias, una brújula que ha contribuido a orientar la dirección que deben tomar mis proyectos para generar un valor real para las personas.

La transformación digital es imparable en todos los sectores de la sociedad, ¿Cómo afecta a un proyecto europeo? ¿En qué medida mejora su planificación y ejecución?

Las tecnologías digitales son habilitadores críticos en los proyectos europeos. Dada la típica composición de los consorcios en estos proyectos, con equipos distribuidos y virtuales colaborando desde múltiples países, las herramientas digitales no solo son ventajosas, sino imprescindibles para asegurar una comunicación y colaboración efectivas. Por otro lado, pueden aumentar la eficiencia y la agilidad.

En Lascò, por ejemplo, aprovechamos los sistemas de información de gestión de proyectos para mejorar la colaboración interna, facilitando el seguimiento de actividades, la elaboración de informes de progreso, la gestión de recursos o la previsión del rendimiento del proyecto.

También estamos presenciando increíbles avances en inteligencia artificial (IA), que pueden aportar beneficios significativos a las prácticas de gestión de proyectos. Muchos sistemas de gestión de proyectos ahora incorporan IA para automatizar tareas rutinarias o desarrollar previsiones, permitiendo a los gestores de proyectos y sus equipos concentrarse en decisiones estratégicas y en la resolución de problemas complejos. Nuevas oportunidades están en el horizonte, y también las estamos aprovechando.

Lascò ya ha lanzado su propio asistente de IA, Get Impact AI, en el AI Summit en Londres: un asistente inteligente para el diseño de proyectos y la gestión de impacto, potenciado por un marco metodológico y una arquitectura generativa de IA personalizada y propietaria.

Más allá de los beneficios y el impacto de las tecnologías en la gestión de proyectos, la transformación digital también exige que nuestros proyectos apoyen la preparación digital y el empoderamiento de los ciudadanos, contribuyan a una fuerza laboral con habilidades digitales y mejoren las vías de digitalización centradas en el ser humano.

¿Cómo ves el futuro de los proyectos europeos? ¿Se debe seguir apoyando la investigación para innovar en la docencia y unirla a a los procesos de transformación digital?

En nuestra sociedad y economía cada vez más digital, los sistemas de educación y formación pueden ser catalizadores, perseguidores o contribuyentes proactivos de la disrupción digital. A través de proyectos europeos de investigación e innovación, podemos ayudar a los proveedores de educación y formación a anticipar futuras tendencias y desafíos, moldeando el panorama digital en lugar de simplemente responder a él.

Con su amplio alcance y naturaleza colaborativa, los proyectos a nivel de la UE están particularmente bien equipados para desempeñar este papel. Pueden aprovechar conocimientos y experiencias colectivas para liderar, en lugar de seguir, la ola de la transformación digital.

 

English Version

Interview to Miriam Lanzetta

At Femxa we have a close relationship with Miriam, more than a partner in European projects, through her work in Lascó, she is a colleague, with whom we have many experiences related to the dissemination and communication of the innovations that occur in the international cooperation promoted by the European Union in the field of training.

 

Why did you become interested in working in the field of European projects?

I owe a lot to the third sector, and the opportunity to experience firsthand the impact of European projects on individuals and communities is among the reasons for it. It was there that I had my initial opportunity to engage with European initiatives and collaborate with multicultural and international teams, as a trainer first and as a project manager after.

Those experiences instilled a deep appreciation for the complexities and rewards of managing projects that tackle complex, cross-border challenges that have significant societal impacts and, at the same time, helped me recognise the value and beauty of diversity.

 

What aspects can be improved in terms of the implementation of a European project?

I think there is a pre-project consideration that can improve the implementation phase: ensuring the project’s alignment with the organisational strategy. Securing EU funds represents a great opportunity to get financial support for growth, innovation and development. However, it also requires substantial effort, resources, and often, co-funding. It is essential that projects do not simply exist for their own sake but actively contribute to an organisation’s strategic goals.

Projects that lack this strategic alignment often fail to deliver long-term value, as they may not be effectively integrated into the organisation’s broader objectives and activities. There is also a practical consideration: ‘isolated’ projects might not receive the necessary upper-management support, resulting, among other things, in being deprioritised in the allocation of human, financial or physical resources.

For the implementation phase itself, beyond the need for robust project management practices and cross-cultural literacy, enhancing knowledge transfer among consortia of complementary projects presents a significant opportunity for improvement. Many European projects currently operate in silos, which can lead to redundant efforts and missed opportunities for leveraging collective insights and outcomes.

Incorporating structured knowledge management practices in project plans could help consortia better contribute to the broader ecosystem of related projects that contribute to the wider goals of the EU. PMI standards emphasise the role and responsibility of project professionals to build upon existing knowledge, as well as identify, capture and transfer new knowledge.

 

Due to your training, you are an expert in several methodologies, but we want to ask you about one of your certifications: what does it mean to be a Green Project Manager? How does the application of PMI principles change?

Beyond the title, I believe this certification is a responsibility to turn sustainability challenges into growth opportunities and ensure that organisations and project teams consider the impact of every aspect of a project on the environment, society and the economy. It means being responsible for equipping organisations with the necessary tools to achieve sustainability objectives and to support, through projects, the implementation of a strategy aimed at sustainable development and the creation of shared value.

Integrating sustainable project management principles changes the way project success is defined. It’s no longer just about meeting time, budget, and scope goals; it’s equally about ensuring positive long-term impacts. This is not a new concept for the Project Management Institute, though: since 2006, the PMI’s Code of Ethics and Professional Conduct has required project professionals to make decisions and take actions based on the best interests of society, public safety, and the environment.

However, the learning journey to achieve the Certified Green Project Manager certification – issued by Green Project Management (GPM) Global[1], strategic partner of the PMI since 2022 – was eye-opening for me. The standard on which the certification is based, the P5™ Standard Standard for Sustainability in Project, empowers project professionals to recognise the importance of the principle of integrated sustainable project management, which promotes a holistic approach to sustainability, recognising the interdependence and interconnection between economic development social integrity and environmental protection in all aspects of project governance, practice and project reporting.

This principle emphasises the need to gain awareness of the effects of projects on the environment, society and the economy, inviting us to work to minimise negative impacts and maximise the positive ones. This journey empowered me to recognise this principle and equipped me with guidelines, good practices, and recommendations for implementing it in our projects.

[1] Green Project Management® and GPM® are registered trademarks of GPM Global, protected in the United States and most other countries.

 

We see that you collaborate in the field of social intervention through the NGO Akira, which pursues civic and solidarity purposes, what kind of activities do you get involved in?

Akira was established in 2017 with a mission to empower individuals and communities. Supported by a dedicated team of educators, trainers, ICT experts, psychologists, and criminologists, we implement activities to prevent violence and social exclusion and promote learning mobility opportunities in Europe and social innovation projects in partnership with non-profit organisations, education and training providers and institutions.

I assumed the presidency of the association at the end of 2019. Since then, I have been dedicated to expanding our network of partners in the social private sector and enhancing our synergies with institutional stakeholders throughout Italy and Europe.

Thanks to the commitment of our members and the hard work of our volunteers, we’ve conducted numerous projects in the past seven years, which generated value for more than five thousand beneficiaries, including students, parents and teachers of schools in our region, young people with fewer opportunities and professionals. I am very proud of our results and grateful to our team.

 

In the extensive professional profile of Miriam Lanzetta also includes being a teacher in a Master’s Degree in Project Management. How does being a teacher influence the implementation of a European project? Are better educational innovations designed based on experience as a trainer?

Sharing knowledge with diverse groups of highly skilled and enthusiastic professionals, such as the students I have encountered over the years at the Italian Institute of Management Studies’ (ISTUM) Master Executive in Project Management, has afforded me the privilege of engaging in valuable bidirectional knowledge exchanges. It allows me to continuously learn from the various practices, experiences and working methods that learners share during classes, the challenges we encounter in project environments and the solutions we devise to align day-to-day practices with international project management standards. Each edition of the Master’s program is a deeply enriching and

inspiring experience, for which I am profoundly grateful to ISTUM and the scientific coordinators at the Agency for Projects Management (A4PM).

 

How does this influence my projects? Training in formal and non-formal learning environments gave me a glimpse into the diverse challenges educators and learners face in their pathways, a compass that has contributed to informing the direction my projects should take to generate real value for people.

 

Digital transformation is unstoppable in all sectors of society, how does it affect a European project? To what extent does it improve your planning and execution?

Digital technologies are critical enablers in European projects. Given the typical consortium composition in these projects, with distributed and virtual teams collaborating from multiple countries, digital tools are not just advantageous but a must-have to ensure effective communication and collaboration. On the other hand, they can increase efficiency and agility. At Lascò, for instance, we leverage project management information systems to enhance internal collaboration, facilitating activity tracking, progress reporting, resource management or project performance forecasting.

We are also witnessing incredible advancements in AI, which can bring significant benefits to project management practices. Many project management systems now incorporate AI to automate routine tasks or develop forecasts, allowing project managers and their teams to concentrate on strategic decisions and complex problem-solving.  New opportunities are on the horizon, and we are also seizing them. In June, Lascò is launching its own AI assistant, Get Impact AI, at the AI Summit in London: an intelligent assistant for project design and impact management powered by a methodological framework and an AI’s proprietary and customised generative architecture.

Beyond the benefits and impact of technologies on project management, digital transformation also calls for our projects to support citizens’ digital readiness and empowerment, contribute to a digitally skilled workforce and enhance human-centred pathways to digitalisation.

 

How do you see the future of European projects? Should we continue to support research to innovate in teaching and link it to digital transformation processes?

In our increasingly digital society and economy, education and training systems can either be catalysts for, chasers of, or proactive contributors to digital disruption. Through European research and innovation projects, we can help education and training providers anticipate future trends and challenges, shaping the digital landscape rather than just responding to it. With their broad scope and collaborative nature, projects at the EU level are particularly well-suited to this role. They can harness collective insights and expertise to lead rather than follow the wave of digital transformation.

 

 

Comparte:
Chema García Seijo
jseijo@femxa.com

Apasionado del marketing y la teleformación, encuentro en Femxa el caldo de cultivo adecuado para que prosperen formaciones interesantes y artículos en los que poner en común ambas pasiones. La fotografía y la gestión de comunidades online complementan mi perfil y me ayudan a llevarte a través de las redes corporativas de Femxa, guiándote hacia el perfil profesional que buscas.