El éxito del vídeo en formación: webinar, streamming, grabaciones, píldoras

Hoy por hoy ya no se entiende formación sin el uso de contenido en vídeo. En una sociedad donde cada vez tiene más importancia lo audiovisual, la irrupción del vídeo en la formación y, en concreto, en la formación online ha hecho que cambien los conceptos de la educación tradicional y que incluso se popularice mucho más la teleformación, ya que se han generado formas más abiertas de aprendizaje con un contacto entre profesor y alumno que se aproxima a la realidad de un aula por medio de sistemas de vídeo. Se consigue además una formación más eficaz, atractiva y amena porque posibilita integrar elementos multimedia.

Uno de los casos de éxito de esta formación es el de los MOOC (Massive Open Online Courses), cursos en línea de participación masiva a través de Internet según el principio de educación abierta. La formación a través de vídeos puede impartirse por medio de las siguientes vías:

Webinar

Es un seminario que se sigue a través de web en el que un profesor transmite sus conocimientos a un conjunto de alumnos. Tiene lugar en tiempo real dando la posibilidad a los alumnos de participar mediante preguntas y sugerencias normalmente a través de un chat. Se desarrolla por lo tanto, como una clase en el aula sin limitaciones físicas y a nivel mundial, solo es necesario tener conexión a internet.

Streamming

La palabra streaming se refiere a un flujo sin interrupción. Desde un ordenador vía internet se realiza un envío de datos que otro usuario desde su ordenador va descargando. Es la tecnología que permite la posibilidad de emisión de vídeo o audio en directo y en concreto en el ámbito de la formación es el proceso por el que el formador emite y el alumno recibe. Puede ser una clase, una conferencia, un evento o una tutoría sobre un tema determinado que el alumno sigue en vivo.

Grabaciones

Cuando la transmisión de vídeo no se realiza en directo vía streamming, el método es la grabación, aunque es compatible con el método streamming o webinar. El vídeo queda grabado y colgado en un servidor con la posibilidad de visualizar o descargar en cualquier momento. Esto le da al alumno una gran libertad horaria y puede ir componiendo sus clases cuando le sea posible en la duración que crea conveniente.

Píldoras

Hablamos de pídoras en formación cuando nos referimos al formato de unidades formativas de una duración de entre 15 y 60 minutos que son independientes y modulables. Se han pensado para su consumo de forma autónoma y pueden ser usadas como complemento a un programa de mayor duración. Normalmente integran elementos multimedia como infografías, vídeos añadidos, gráficos y favorecen el aprendizaje dinámico dentro de la combinación de imagen y palabra.

Como conclusión, el éxito del vídeo en formación se debe a que posibilita un acceso masivo a nivel mundial con un desarrollo completamente en línea. Ofrece una mayor posibilidad de horarios, adaptación a los formatos e interacción estudiante-profesor o estudiante-estudiante, con un entorno más atractivo y eficaz. Todo esto ha catapultado a los MOOC y a los cursos de teleformación en general.

Comparte:
Etiquetas:
Grupo Femxa
info@grupofemxa.es

Publicar un comentario