El Libro Blanco del Docente (II PARTE)

Hoy, continuamos con la segunda parte de las propuestas realizadas en el borrador del Libro Blanco del Docente, publicado en la página web del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte el mes pasado y que ya compartimos con vosotros en nuestro Blog de Grupo Femxa.

11.- LA DIRECCIÓN DE LOS CENTROS

Se tiene en cuenta aquí el valor del equipo directivo de los centros, como el factor más relevante en los logros de aprendizaje. Se recomienda la creación de un Cuerpo de Directores de Centros de Educación Primaria y Secundaria. Para ello, se declara necesario que los Centros tengan mayor autonomía curricular y organizativa, garantizando así la eficacia en la gestión y la calidad del aprendizaje. Se plantea la necesidad de un gerente que acompañe la figura del director, así como de un “jefe de estudios encargado de organizar los procesos de aprendizaje. Por otro lado, se recomienda que las Comunidades Autónomas establezcan una coordinación entre todos los directos de los centros de una ciudad o zona para buscar sinergias entre ellos.

12.- DEPARTAMENTOS DE ORIENTACIÓN PSICOPEDAGÓGICA

Con el fin de detectar rápidamente cualquier problema psicológico, se plantea que los miembros del Departamento de Orientación Psicopedagógica tengan una formación exigente y cuenten con estudios de grado de Psicología o Pedagogía. Además se propone crear departamentos de Orientación también en todos los Centros de Educación Infantil y Primaria,  destacando que es en la etapa infantil del alumno cuando deben detectarse las dificultades de aprendizaje o los problemas de comportamiento.

13.- LA INSPECCIÓN

Se considera imprescindible una reactivación y reordenación de la Inspección educativa, separando con claridad dos funciones: una, de ayuda en la gestión de los centros, para ayudar a su mejor organización y funcionamiento; y otra formativa, de ayuda a los docentes a mejorar su desempeño, mediante un asesoramiento pedagógico. Los inspectores han de tener, pues, la especialización necesaria por niveles educativos, por áreas de conocimiento y por competencias, y deberán asistir también a cursos de actualización, así como ser evaluados.

14.- NUEVOS PERFILES DOCENTES

En este apartado se pone de manifiesto las especiales características de la escuela, adaptada a un mundo complejo y cambiante, y por ello se recomienda buscar la colaboración de distintas especialidades, integrando profesionales de otros dominios como educadores sociales, bibliotecarios escolares y expertos en medios digitales.

Profesorado especializado en nuevas tecnologías para impartir clase

15.- LA PROFESIÓN DOCENTE

La quinceava propuesta señala la necesidad de diseñar una carrera profesional para la docencia que ofrezca posibilidades de desarrollo y progreso. Para ello, se plantea que la carrera docente cuente con tres posibles vías de desarrollo: progreso académico (perteneciente al ejercicio directo de la docencia), progreso en la gestión docente (los ascensos serían profesor, director, inspector de gestión, formador de directores e inspectores) y progreso en el mismo puesto de trabajo (reconociendo su calidad mediante becas de formación, permisos sabáticos para ampliar estudios, incentivos honoríficos, etc).

16.- LA CREACIÓN DE CONOCIMIENTO EDUCATIVO

En este punto se habla de conferir mayor categoría a la profesión docente no universitaria, dotándola de un corpus de conocimiento propio. Para ello, se propone estructurar todo el sistema de investigación y formación inicial y continua, centrándolo en la práctica educativa. Esto no implicaría la creación de organismos nuevos, sino de reasignar los que hay. Actualmente son: el Consejo Pedagógico del Estado, los Centros Superiores de Formación del Profesorado (donde se impartirían los másteres de profesores, directores o inspectores, así como los cursos de formación) y los centros educativos de excelencia seleccionados para realizar los cursos de prácticas y también para realizar experiencias de innovación e investigación.

17.- LOS COLEGIOS PROFESIONALES

Esta propuesta hace referencia al fortalecimiento de las competencias y actividades de los Colegios Oficiales de Profesionales de la Enseñanza. Se considera que la representación de los docentes debería hacerse por dos vías, una que atendiera más a los contenidos y responsabilidades educativas de la profesión (los Colegios Profesionales) y otra que defendiera sus intereses laborales (los Sindicatos).

18.- PROTAGONISMO DE LOS DOCENTES ACTUALES

Se insta a los docentes que operan en la actualidad a concienciarse de las funciones que deben asumir, con el fin de empezar la transformación educativa y servir de modelo a los futuros docentes. Con este fin, se propone una campaña de sensibilización dirigida a los docentes y también a la sociedad para mostrar que los docentes están dispuestos a cumplir con las necesidades sociales educativas.

19.- LA TRANSFORMACIÓN DE LOS CENTROS EDUCATIVOS

Como primeros pasos del cambio, el Libro Blanco del Docente plantea iniciar la transformación en los Centros educativos que deseen emprenderla. Se insta a las administraciones públicas a animar a la elaboración de Proyectos de Transformación proporcionando las ayudas necesarias para ello.

20.- INICIATIVAS PARA EL CAMBIO

Por último, se sugiere una serie de iniciativas que los centros pueden llevar a cabo para empezar el cambio. Algunas de estas iniciativas son:

  • Revisar y adaptar el currículo.
  • Cambiar las metodologías de aula, entrenando a los profesores en técnicas didácticas nuevas.
  • Aprender a evaluar, facilitando procesos de auto y coevaluación continua y sistemática.
  • Ofrecer formación para las familias.
  • Mejorar la calidad de iniciativas de ocio y tiempo libre.

Hasta aquí todos los puntos resumidos, uno a uno, del primer borrador del Libro Blanco del Docente. ¿Qué pensáis vosotros? ¿Estáis de acuerdo con todas las propuestas del ministerio?

Comparte:
Grupo Femxa
Grupo Femxa
info@grupofemxa.es

Publicar un comentario